¿Qué es Casa del Lector?

Casa del Lector es un gran centro cultural que hace de los lectores y la lectura sus protagonistas fundamentales. Un lugar desde el que experimentar con la lectura, sus nuevas manifestaciones, su promoción, la formación de sus intermediarios…

Un espacio en el que favorecer el encuentro del público en general y el mundo profesional. El adulto, el joven y el niño. La palabra, la imagen, el arte. No hay manifestación cultural que, para su conocimiento y disfrute, no requiera de un ejercicio pleno de lectura.

Exposiciones, conferencias, cursos formativos, talleres de creación, ciclos de música, cine y artes escénicas, junto a investigaciones aplicadas, contribuirán, entre otras muchas propuestas, a la consecución de un lector que comprende, que valora, que asimila, que comparte y que interpreta el mundo, la sociedad y su tiempo porque lee.

El patronato de la FGSR decidió, en julio de 2010, el nombramiento del escritor y ex ministro de Cultura, César Antonio Molina, como director de Casa del Lector.

Con una superficie total superior a los ocho mil metros cuadrados, Casa del Lector ocupará el espacio perteneciente a las naves 13 y 14, el de conexión entre estas dos naves, la nave 17b y parte de la nave 17c (tres crujías) en el espacio Matadero Madrid.

 

El espacio

El proyecto arquitectónico

Para la realización del proyecto arquitectónico de Casa del Lector, y de acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, se invitó a cinco estudios de arquitectos a participar en el concurso inicial de ideas, siendo finalmente elegida la propuesta de Antón García-Abril (Ensamble Studio), arquitecto y responsable de la ejecución de toda la infraestructura arquitectónica.
La comunicación se basa en el principio de conectividad. Conectar personas, ideas, espacios y lugares. Y esta es la esencia del diseño que Antón García-Abril ha plasmado en Casa del Lector, un proyecto que es capaz de integrar la actividad futura de investigación, educación y comunicación con la esencia del espacio, construyendo por tanto en la ciudad de Madrid un centro inédito de creación en torno a la lectura.
Los diversos espacios de Casa del Lector se acogen en las naves 13, nave 14, espacio de conexión entre estas dos naves, nave 17b y tres crujías de la nave 17c, con una superficie total de 8.000 m2. Matadero Madrid ofrece un entorno previo, unas grandes naves de estructuras industriales, cuyo orden impone las claves bajo las cuales se diseña Casa del Lector.

Conectar transversalmente las dos naves fue la primera acción que se resolvió trazando puentes; y provocando el encuentro entre las dos estructuras, la previa de la nave, de corte longitudinal, frágil y vertical, con la incisión transversal de las vigas de hormigón pretensado, que confrontan su naturaleza pesada, horizontal y lineal. Es en la conexión ente las dos estructuras donde surge la conectividad que crea la comunicación entre el edificio y el lector, que percibirá un espacio único a doble altura, una doble escala, entre el gran espacio continuo del plano del suelo de la nave y las líneas de los puentes por las que se transita entre las naves que se asientan al borde del río Manzanares. Las dos estructuras se confrontan, se comparan, y se enriquecen mutuamente. Se necesitan como los interlocutores de un diálogo. Esta conectividad permite leer el espacio nuevo de Casa del Lector, y que las ideas que se desarrollen ayuden a crear el lugar de la ciudad donde nuevos ciudadanos, nuevos lectores se encuentren.

  

Diseño gráfico y señalización

Casa del Lector es el modo afectivo con el que denominamos, desde el primer momento, al Centro Internacional para la Investigación, el Desarrollo y la Difusión de la Lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Germán, toda una fecunda vida empresarial dedicada al libro, anticipa así el futuro, traspasando el protagonismo del libro al lector. Desde el estudio de Alberto Corazón se han adentrado en un nuevo universo, en creciente expansión, en el que “leer” no remite tan solo al texto.

Un proyecto que, para un diseñador “humanista” como es Alberto Corazón, constituye una oportunidad extraordinaria. Quieren que Casa del Lector esté impregnada de diseño, simbólico y objetual.

  

El interiorismo

El proyecto de interiorismo elaborado por Jesús Moreno y Asociados hace frente a una realidad heterogénea de usos y ha generado un conjunto de espacios abiertos, sencillos y cálidos, que aunque definidos de forma autónoma responden a una misma intención formal.

La posibilidad de trabajar en colaboración directa con los equipos de arquitectura y diseño gráfico, y la elección de un lenguaje común de materiales y cromático, han permitido el mutuo enriquecimiento de las propuestas y la integración de todas ellas para generar la definitiva.